Quizás debí empezar por este post antes de escribir ninguno. La verdad es que he comentado muchas cosas referente al gran astro pero no he hablado en particular de el, nuestro gran aliado y amigo, El Sol. (www.vitiligololatarazaga.es)

Que delicia sentir sus rayos acariciando sutilmente nuestra piel, casi masajeándola, dándole color y vida, todas esas sensaciones maravillosas que nos aporta con solo rozar nuestro cuerpo, vestido, desnudo, el rostro… todo ello nace de la gran estrella que alienta la vida en nuestro planeta. Realmente es de agradecer y mucho pues si no la vida no existiría en ninguna parte de todo el universo que nos rodea, el sol es como una gran central nuclear que de continuo esta emitiendo energía de una forma gratuita.

Fuente inagotable de la buena energía que lleva en funcionamiento hace unos 5000 millones de años y lo seguirá haciendo unos 5000 millones de años mas.

Su energía valga la redundancia es imprescindible para el funcionamiento básico de la vida día a día, las plantas la absorben y la utilizan para transformar la materia de forma que se pueda reutilizar y formar parte de la cadena natural de la vida.

foto Pie Playa

El resto de seres herbívoros se alimentan de estas plantas que ingieren de continuo para su supervivencia y los carnívoros del mismo modo lo hacen de estos últimos para mantener la cadena de un ecosistema perfecto.

El SOL genera por si solo este brutal fluido energético desde el interior por las reacciones nucleares que se forman a temperaturas extremas a partir de unos 20 millones de grados. Estas Ondas se difunden como ondas electromagnéticas y aparece lo que conocemos por RADIACION SOLAR, (www.vitiligololatarazaga.es), llegando de esta forma a nosotros como los preciados o comúnmente conocidos como rayos del Sol.

Estos rayos se difunden por nuestro planeta como si se tratara de las olas del mar, una mar limpia y transparente, que nos cubre a diario como cuando aparece la lluvia, de forma natural y continuada solo que esta nunca cesa en su empeño de calentarnos a diario y confortarnos para nuestra supervivencia.

Si estuviésemos viviendo cerca del Sol el tsunami radiactivo nos destrozaría, nos haría pedazos y nos aniquilaría como nos ocurriría si habitáramos cerca de una central nuclear que explosionara. En la distancia que nos encontramos de el estamos a salvo de las inundaciones radiactivas y solo en este caso nos llegan las *olas* por hacer un símil que mas se extienden, que mas se estiran.
Realmente la luz visible de las ondas que nosotros recibimos reside solamente en una pequeña fracción de la radiación solar.

Estas frecuencias son las que son capaces de estimular en la raza humana el sentido de la vista y sus colores giran entorno a la gama que comienza en el violeta hasta llegar al rojo.

Es lo que conocemos por el arcoiris, en el se ven todas las frecuencias de los colores, las situadas por debajo del color rojo ya son inapreciables para la vista humana que serían los conocidos infrarrojos, (infra por estar por debajo de … en este caso el rojo) e imperceptibles en su totalidad por el ojo humano.

Estos son los responsables en su totalidad del calor y tienen la capacidad absoluta de penetrar a través de los cuerpos.

Desde hoy pueden comenzar a pensar en ellos cuando ustedes se sientan estos días de invierno que tenemos tan agradables y el sol luce resplandeciente sobre un inmenso cielo azul y como decíamos se relajen en una terraza buscando esos *rayos calentitos* que nos llegan y nos traspasan la piel dándonos esa sensación tan maravillosa y agradable en estos días de pleno invierno. Aunque en este caso el calor no sea excesivo siempre es muy bueno y recomendable como hemos comentado en otros post el tomar el Sol, en invierno los huesos es cuando mas están necesitados de alimentarse de gratas dosis de vitamina D, es por ello que os recomendamos que aprovechéis al máximo todos esos ratitos deliciosos que el invierno nos brinda con esos días cálidos para desde cualquier rincón que os apetezca dejéis que vuestra piel se desnude y se inunde de la atmosfera envolvente y tan sumamente apetecible de los rayos del Sol.

Por otro lado existen a parte de los rayos infra rojos los rayos ultravioleta que como bien su nombre indica son los que se forma al lado contrario de la luz visible, por encima del color violeta están como bien su nombre indica los ultra violeta, (en este caso ultra nos indica mas allá de…) ellos son los causantes de la mayoría de los efectos biológicos que en este caso interesan mas de cerca al humano.

Podríamos entrar en muchos mas detalles sobre los rayos infrarrojos y sobre los rayos ultravioleta, pero en este caso para la información en cuanto a la piel se refiere es mas que suficiente tener el concepto de que hay que cuidarse de ellos y en cualquier caso exponerse o no dependiendo de las horas, protegerse o no dependiendo del tipo de pieles y en definitiva tener en cuenta un día más que nuestra piel es un órgano vivo y que necesita ser cuidado muy minuciosamente.

¡¡¡Gracias a todos un día mas por vuestra atención y nos vemos pronto en una nueva entrega!!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *